¿Qué es?

La escuela de familias es un instrumento para propiciar a los padres y madres información y formación necesarias para complementar el acompañamiento y desarrollo de sus hijos con Trastorno de Espectro del Autismo. Además son:

  • Un lugar de encuentro para intercambiar experiencias y reflexionar en grupo con el acompañamiento profesional necesario.

  • Un medio para aprender estrategias pedagógicas sobre aspectos de interés: comunicación, sanidad, ocio, alimentación, regulación emocional, sexualidad, contención …

  • Una herramienta para mejorar la calidad de vida en la familia.

Procedimientos:

  • Registrar necesidades de las familias interesadas a través del cuestionario (que se adjunta también a este correo).

  • Establecer asistencia y programación continuada.

  • Trabajar acompañados por profesional de referencia estable para la entidad. Del mismo modo, se prevé contar con la presencia itinerante de profesionales específicos en temas abordados.

  • Las sesiones tendrán una duración de 1.30 horas y la temporalidad, en principio, será mensual.

¿Qué son?

Los talleres de habilidades sociales son un lugar de encuentro que permite incorporar herramientas para mejorar la comunicación e interacción social con los iguales. Del mismo modo permiten conocer otras personas, identificarse con sus problemas y dificultades, ayudarse unos a otros y sentirse parte de un grupo. De este modo se refuerzan aspectos tan importantes para el desarrollo personal como la autoestima y la amistad.

¿Qué beneficios tiene el trabajo grupal?

  • Permite intervenir para buscar alternativas, incorporar nuevas herramientas para gestionar la regulación emocional, aprender habilidades de interacción y de comunicación en el momento y contexto natural del grupo.

  • Generalizar los aprendizajes a situaciones de la vida diaria resulta más efectivo a través de estas experiencias reales.

  • Estar con otras personas de edades similares y competencias que se complementan, ayuda a identificarse con ellas, contar con el sentimiento de pertenencia a un grupo así como da la oportunidad de hacer amistades y verse fuera del centro. Lo anterior afecta directamente en el autoconcepto y autoestima de las personas.

Procedimientos:

  • Tras decidir qué usuarios puede beneficiarse de una intervención de éste tipo, se buscan candidatos adecuados para formar un grupo. Se tiene en cuenta la edad, características personales, intereses, objetivos de trabajo, disponibilidad, etc. En todo caso, los grupos serán pequeños, de entre 2 y 3 personas, en función de sus características y necesidades.

  • Posteriormente se hace un día de prueba para confirmar que el grupo puede funcionar.

  • Tras las sesiones grupales, se reservan unos minutos para compartir con las familias las dinámicas y estrategias empleadas por los componentes con la finalidad de seguir trabajando en este tipo de habilidades sociales y comunicativas desde otros contextos. Lo anterior facilita la generalización de aprendizajes significativos.

  • La frecuencia se define con los usuarios y las familias. Se recomiendan sesiones grupales semanales / quincenales según la situación del usuario.

Desde la Terapia Ocupacional, se realiza una evaluación completa de todas las áreas ocupacionales del niño/a: juego, ocio, participación social, trabajo, educación, descanso y sueño, actividades instrumentales de la vida diaria, actividades básicas de la vida diaria.

Y las destrezas del desempeño, o habilidades que son necesarias para llevar a cabo de manera satisfactoria estas ocupaciones.

Planteando objetivos concretos a cada una de las áreas dando cobertura a las necesidades específicas que los padres manifiestan, con respecto a un niño o niña diagnosticado de TEA.

Los objetivos globales desde terapia ocupacional serian:

  • Estimular el alcance de los hitos de desarrollo acordes a la edad.

  • Desarrollar habilidades de motricidad gruesa: coordinación, equilibrio, esquema corporal, organización-temporo espacial, lateralidad,…
  • Disminuir los problemas de planificación motora o praxis que se manifiestan en desorganización conductual, torpeza motora, enfados continuos no justificados, rigidez mental, problemas de aprendizaje,…
  • Regular los problemas de registro y modulación sensorial que se manifiestan en: déficit de atención, inquietud motora, reacciones de agresividad, irritabilidad, pasividad, miedos,…
  • Potenciar el desarrollo de habilidades psicosociales: comunicación (verbal y no verbal), juego, …
  • Facilitar el reconocimiento, la identificación, comprensión y la expresión de emociones, sentimientos y deseos propios y ajenos.